viernes, 2 de enero de 2015

¿Ser autónomo?

Para ser autónomo, primero tenemos que pagar el IAE, luego, tenemos que hacer frente a declaraciones trimestrales de IVA y de IRPF, cuyas cantidades variarán en función de la facturación y del tramo de cotización. También es necesario hacer frente a una cuota mensual de la seguridad social de unos 300 euros. La revista económica Forbes no puntúa el sistema de nuestro país, por lo que es difícil establecer un puesto en el ranking. Aún así, en ciertos apartados la diferencia es notable. Incluso teniendo en cuenta los descuentos en la cuota mensual para nuevos autónomos que ha implantado recientemente la Ley de Emprendimiento que aprobó el Gobierno.

En primer lugar, estos descuentos son sólo para nuevos trabajadores por cuenta propia. En segundo lugar, su aplicación permitiría pagar 53 euros mensuales durante el primer semestre. Por estos motivos, la revista económica FORBES publica una lista de países con las condiciones, cuotas y pagos que debe hacer un autónomo al darse de alta y durante los inicios de su actividad. Una comparativa que no deja en buen lugar a España y a las facilidades que da este país para comenzar a trabajar por cuenta propia.

En otro informe, la economía española baja del puesto 32 al 33 en la clasificación de 189 países según sus facilidades para comenzar un negocio. Los permisos de construcción, entre los aspectos peor valorados. Cada edición del informe Doing Business que publica todos los años el Banco Mundial, y que clasifica a 189 países en función de las facilidades legales y económicas para abrir un negocio, suele generar conclusiones diversas. El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó el año pasado que la lista “sitúa a España de manera reiterada en puestos muy por debajo de nuestras posibilidades”. El caso es que la edición 2015, cuyos resultados publicó el organismo, ubican a España en el puesto número 33.

Es verdad que el año pasado el puesto era el 52, y que en una primera lectura podría deducirse que la regulación española ha experimentado una mejora espectacular, pero lo cierto es que el Banco Mundial ha actualizado su metodología a la hora de analizar los datos, y según ésta el puesto de 2014 era el 32. Por tanto, España baja un puesto. No obstante, el informe subraya aspectos positivos que, en su opinión, favorecen la apertura de empresas. Por ejemplo, la creación de un sistema online disponible en las Administraciones públicas con el que se puede registrar un negocio de forma más simple y rápida. “Estas reformas están generando beneficios tangibles para los emprendedores.

Por ejemplo, si en 2004 poner en marcha una empresa en España llevaba 138 días, este año lleva sólo 13”, destaca el informe. El Banco Mundial también alaba la rebaja de la presión fiscal a las empresas al señalar que “España ha hecho que el pago de impuestos sea menos costoso para las empresas mediante la rebaja del tipo del Impuesto de Sociedades”. El organismo se adelanta en cierto modo a los acontecimientos, ya que dicha bajada tributaria se producirá cuando la reforma fiscal culmine su tramitación parlamentaria y entre en vigor. En cualquier caso, el informe asegura que las empresas españolas dedican una media de 167 horas al año al papeleo necesario para cumplir con Hacienda.

Asimismo, el estudio apunta que España ha dado facilidades para resolver los problemas de insolvencia de las compañías, lo que hace referencia a la nueva Ley Concursal. De hecho, es uno de los aspectos mejor valorados por el Banco Mundial: España ocupa el puesto 23 en la resolución de las insolvencias. También obtiene puestos aceptables en comercio transfonterizo (30), protección de inversores minoritarios (30), el acceso al crédito (52) y registros de la propiedad (66). En cumplimiento de contratos, el país está en el peldaño 69, y su peor faceta son los trámites en los permisos de construcción, donde cae hasta el 109.

El pasado junio, el Gobierno, las Cámaras de Comercio, el Icex y la CEOE lanzaron una iniciativa conjunta para hacer una especie de Doing Business nacional que comparara las facilidades para los negocios de las comunidades autónomas. Todavía no se ha publicado ninguna conclusión de ese informe. Hoy he encontrado el siguiente artículo sobre Madrid, la mejor ciudad de España para emprender.

Respecto a nivel internacional, Singapur vuelve a ocupar un año más el primer puesto, destacando así como el país con mayor facilidad para hacer negocios. El top five lo completan Nueva Zelanda, Hong Kong, Dinamarca y Corea del Sur, que también mantienen los lugares del estudio de 2014. También repiten Noruega en la sexta posición y EEUU en la séptima.

En resumen, en España es más difícil iniciar un negocio que en Kenya o Nambibia España no está en los primeros puestos, y esto se traduce en una menor creación de empleo y un mayor desempleo, lástima. Espero que en este nuevo año mejoremos en estos aspectos y que el crecimiento económico sea real, con creación de empleo y nuevas empresas, saludos.

Fuentes: Expansión.