viernes, 22 de febrero de 2013

Profesiones con alta empleabilidad.

Qué hacer si nuestra profesión no genera empleo.

He leído este artículo y pienso que es muy interesante ponerlo en el blog ya que nos puede orientar a la hora de elegir lo que vamos a estudiar. Hace unas semanas el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, comentó que “los jóvenes españoles no deben pensar sólo en estudiar lo que les apetece o seguir las tradiciones familiares, sino que han de planear esta decisión en términos de necesidades y de su posible empleabilidad”.

El dilema entre hacer aquello que nos gusta, que es vocacional, o cambiar radicalmente nuestro objetivo profesional es debido a las dificultades que actualmente entraña el mercado laboral.

El problema no es si somos o no imprescindibles, si no si sabemos adaptarnos al mercado de trabajo. Muchos perfiles se han quedado obsoletos, hay carreras que han dejado de existir y otras muchas han evolucionado. Y eso mismo es lo que debemos hacer, adaptarnos a la evolución.

Actualmente, las empresas buscan, sobre todo, conocimientos técnicos. Perfiles adaptados a las nuevas tecnologías y acostumbrados a un entorno multidisciplinar y online.

Hay titulaciones con una alta empleabilidad pero pocos titulados. Es el caso de Ingeniería informática o telecomunicaciones. Otras, como medicina, tienen una empleabilidad media y finalmente están las de poca empleabilidad, como Derecho, Empresariales o Biología.

La formación debe ser continua a lo largo de la vida laboral. Debemos analizarnos y saber cuáles son nuestras competencias básicas. Hay que fijarse en el mercado y ver lo que demanda ¿Qué quieren que hagamos y nosotros no sabemos hacer? Debemos suplir ese vacío.

Hay multitud de cursos gratis para desempleados y empleados. Las empresas también plantean a sus trabajadores cursos de formación.

Y es que en los tiempos que corren la máxima “Renovarse o morir” está más al día que nunca.

Fuente: Agencia de recolocación Lee Hecht Harrison.