domingo, 25 de agosto de 2013

La mayor riqueza es la salud.

La salud es la primera y más importante de todas las riquezas.

Esta semana ha sido una semana bastante dura, empezó con la muerte de una persona en Londres por exceso de trabajo, y ha terminado con la muerte de un amigo de la infancia, por eso, aunque no tengo ganas de escribir, voy a escribir este artículo como un pequeño homenaje a esa amistad. Al principio quería escribir sobre cómo se puede repartir el trabajo entre todos, de forma que no existan casos como el de Londres, de forma que puede ser una forma de aumentar el empleo, disminuyendo la carga de trabajo de muchas personas que están al límite de su resistencia profesional. Ahora, lo que necesito es enfrentarme a la muerte de un amigo.





Las frías estadísticas no reflejan el demoledor impacto emocional del desempleo. Las tensiones causadas por la pérdida del empleo no son solo económicas, sino también psicológicas. Por si no bastara con el desgaste emocional, toda persona que ingresa en las filas de los desempleados se enfrenta además al reto de arreglárselas para vivir con menos. Perder el empleo genera ansiedad, nos preguntamos cuando encontraré un buen puesto de trabajo y cómo voy a llegar a fin de mes mientras tanto. Veamos medidas prácticas que pueden ayudarnos a superar los problemas emocionales:



- Vive el presente, no te preocupes por el mañana, aunque resulta más fácil decirlo que hacerlo. Por ejemplo, yo muchas veces las cosas que más temía no llegaron a suceder, y entonces comprendí que preocuparse no sirve de nada. Me tengo que concentrar en el presente y sus problemas, y así logro eliminar gran parte de esa ansiedad. Trato de disfrutar de la vida, generando salud, disfrutando de la familia y amigos.

- El deseo poco realista de mantener nuestro anterior nivel de vida sólo hace aumentar la angustia. Ahora la realidad es que hay que arreglárselas con menos.

- Muévete y respira profundamente, la actividad física tiene ciertos efectos bioquímicos que repercuten de forma positiva en el estado de ánimo y en el modo de pensar.

- Apóyate en otras personas, hablar con amigos o personas de confianza puede ayudarnos a organizar nuestros pensamientos y desenmascarar los temores infundados.

- Escribe un diario, una agenda, anotar tus pensamientos te ayuda no sólo a organizarlos, sino a comprender más tarde tus errores de planteamiento, tus tendencias nocivas y tus miedos ocultos.

- Busca actividades que te proporcionen emociones positivas y suban tu autoestima, desde pasear, leer, escucha tu música preferida, ir al cine, masajes, gimnasio, cocina.......
- Cuida la dieta.

- Descansa adecuadamente, duerme 8 horas al día.

- Toma decisiones siguiendo un proceso lógico de planteamiento del problema, análisis de alternativas y elección de la menos mala.


Enlaces de empleo y auto-empleo que he encontrado esta semana:

Cómo buscar trabajo por Internet.

Empleo: ¿Cómo ser contratado gracias a LinkedIn?

Los sectores con mayores oportunidades de negocio.

Mejorar tu C.V., planning de tareas en la búsqueda de empleo.

Los 10 errores que hay que evadir a la hora de enviar el currículum vítae por email.

Un becario de un banco en Londres muere después de tres días trabajando sin parar.


Fuentes: revistas de psicología práctica, artículo vivir sin prisas de Eroski e Internet.