viernes, 7 de marzo de 2014

Perfil más demandado.

Desde los inicios de la actual crisis es habitual leer en diferentes publicaciones, artículos respecto al perfil que deben tener los profesionales para ser atractivos en el mercado y poder encontrar con facilidad un puesto de trabajo. Las empresas demandan empleados alineados con la estrategia de la compañía, estrategia que ha tenido que cambiar debido a la actual situación. Estos cambios incluyen despidos. ¿Cuáles son estas nuevas competencias?

 ¿Qué es lo que hace que aquellos que hasta ahora eran empleados válidos, no sean tenidos en cuenta para la nueva etapa? ¿Qué pueden hacer estas personas para continuar siendo atractivos en el mercado laboral?
¿Qué buscan las empresas en el proceso de selección?

En realidad las competencias de las personas con éxito son las mismas ahora que en los años previos a la crisis. La diferencia radica en que, en momentos de crecimiento económico, no eran tan evidentes las carencias en distintos perfiles clave, dado que los objetivos de compañía se cumplían.

Pero... ¿qué piden las empresas? Obviando las capacidades técnicas inherentes a cada área, se buscan profesionales con energía, capaces de transmitir positivismo a los equipos y a los clientes, y que sepan trabajar en equipo. Sólos no vamos a ser capaces de superar situaciones como la actual. Necesitamos estar rodeados de los mejores expertos en cada área, que sean autónomos en su trabajo. La supervisión constante del empleado forma parte del pasado: hay que dar autonomía y responsabilidad para que éste pueda desarrollarse y sobreponerse rápidamente de posibles fracasos. Todos cometemos errores en algún momento, pero debemos ser capaces de minimizar sus efectos y aprender de las decisiones equivocadas.

Tu liderazgo como profesional no se limita a los equipos. Cualquier nuevo proyecto que plantee la compañía es un reto de gestión que involucrará también a otros departamentos. Deberás ser capaz de poner a estos de tu lado con flexibilidad. Tal vez uno de los aspectos más importantes es ser consciente de que no siempre la vida profesional es lineal. Habrá cambios inesperados, y tendrás que sacar el mejor partido de estos, aprendiendo y convirtiéndolos en ventajas competitivas.

Tu imagen personal debe ser cuidada porque también es la imagen de la compañía. Mira a tus compañeros, a tus jefes, y pregúntate si estás alineado con esa imagen. Hace falta cierta humildad, la actitud de estrella no funciona en estos tiempos.

Ayuda a tus compañeros y entiende a tus clientes. Piensa que no siempre vas a estar arriba y lo que siembres será lo que acabes recogiendo. Las habilidades interpersonales y la creación de tu networking te ayudarán a nivel profesional y personal, y con ello no me refiero a tener muchos contactos en Linkedin, o muchos seguidores en Twitter, sino a preocuparte por tu círculo cercano ayudando a la gente que te lo pida. 

Nunca dejes un correo sin responder, ni una llamada sin atender. Sin olvidar la importancia en todas estas habilidades de poseer un nivel de inglés realmente alto. Sin temor a equivocarme, creo que a cualquier profesional que tenga todas estas cualidades añadidas a un buen perfil técnico no le será complicado encontrar ofertas de trabajo en un corto espacio de tiempo. Ciertamente hay sectores muy afectados por la crisis en los que, aun teniendo estas características, los profesionales tienen más difícil su reinserción en el mercado laboral, como pueden ser todos los relacionados con el sector construcción.

De nada sirve quejarse, culpar a la sociedad o al sistema. En este caso entra en juego una nueva variable que es la capacidad de reinventarse de cada persona. La reinvención pasa por buscar sectores donde la experiencia anterior pueda ser valorada e incluye la realización de formaciones complementarias (principalmente Máster) y muchas veces la opción más dura, buscar oportunidades en otros países.

Lamentablemente en España las empresas son reacias a incorporar talento procedente de sectores diferentes al propio. En cambio, en los países anglosajones son más valorados los logros conseguidos en diferentes trabajos y las capacidades diversas de las personas. Por ello la reinvención es mucho más complicada en nuestro país. Sin embargo, este hecho no debe desanimar, y menos generar temor, sino todo lo contrario. Saludos.

Fuentes: Infojobs e Internet.