sábado, 5 de abril de 2014

Compras, gastos, deudas!

Adquisición de mercaderías a crédito: cuando la empresa adquiere mercaderías, normalmente el proveedor ofrece un plazo de 30 y 60 días para abonar la factura. Así el proveedor está financiando a la empresa, y surge una nueva fuente de financiación. Un gasto es una disminución del patrimonio neto producida durante el ejercicio, ya sea en forma de salidas o disminuciones del valor de los activos,


o de reconocimiento o aumento del valor de los pasivos, siempre que no tengan su origen en distribuciones (monetarias o no) a los socios o propietarios, en su condición de tales. El reconocimiento de un gasto tiene lugar como consecuencia de una disminución de los recursos de la empresa y siempre que su cuantía pueda valorarse o estimarse con fiabilidad. Por lo tanto, conlleva el reconocimiento simultáneo o el incremento de un pasivo, o la desaparición o disminución de un activo y, en ocasiones, el reconocimiento de un ingreso o de una partida de patrimonio neto.

Las características fundamentales de las cuentas de gastos son que se incluyen en el grupo 6 del PGC, disminuyen el resultado del ejercicio y, por tanto, el beneficio neto, durante el ejercicio su saldo informa del valor del gasto realizado (como regla general), al cierre del ejercicio una vez calculado el resultado del mismo y realizado el asiento de regularización, su saldo será cero.

Las cuentas del grupo 6 incluyen los aprovisionamientos de mercaderías y demás bienes adquiridos por la empresa para revenderlos, bien sea sin alterar su forma y sustancia, o previo sometimiento a procesos industriales de adaptación, transformación o construcción. Comprenden también todos los gastos del ejercicio, incluidas las adquisiciones de servicios y de materiales consumibles, la variación de existencias adquiridas y otros gastos y pérdidas del ejercicio.

El grupo 6 se estructura en los subgrupos siguientes:

60. Compras
61. Variación de existencias
62. Servicios exteriores
63. Tributos
64. Gastos de personal
65. Otros gastos de gestión
66. Gastos financieros
67. Pérdidas procedentes de activos no corrientes y gastos excepcionales
68. Dotaciones para amortizaciones
69. Pérdidas por deterioro y otras dotaciones

Por ejemplo, para contabilizar una compra, el asiento es el siguiente:

(600) Compra de mercaderías                       a (400) Proveedores
(472) Hacienda Pública, IVA soportado

(600) Compras de mercaderías
(601) Compras de materias primas
(602) Compras de otros aprovisionamientos
(607) Trabajos realizados por otras empresas
(407) Anticipos a proveedores
(472) Hacienda Pública IVA soportado        a      (57) Tesorería
                                                                       (400) Proveedores
                                                                       (407) Anticipos a proveedores
                                                                       (401) Proveedores, efectos comerciales a pagar
                                                                       (606) Descuentos sobre compras por pronto pago
       (403/404/405) Proveedores, empresas del grupo/empresas asociadas/otras partes vinculadas

La cuenta 600 “Compra de mercaderías” es una cuenta de gastos, que recoge el aprovisionamiento de la empresa de bienes incluidos en los subgrupos 30, 31 y 32 (existencias comerciales, de materias primas y otros aprovisionamientos). Esta cuenta se carga o anota en el debe por el importe de las compras, a la recepción de las remesas de los proveedores o a su puesta en camino si las mercaderías y bienes se transportasen por cuenta de la empresa. Cabe señalar que se está utilizando el método especulativo para el registro de la operación de compra de mercaderías, siguiendo lo sugerido en el PGC PYME.

La cuenta 400 “Proveedores”, de pasivo corriente, recoge las deudas con suministradores de mercancías y de los demás bienes definidos en el grupo 3. En esta cuenta se incluirán las deudas con suministradores de servicios utilizados en el proceso productivo. Se abonará por la recepción a conformidad de las remesas de los proveedores. La cuenta de compras de mercaderías es una cuenta de gastos, que aumenta por el debe. Ya que se está produciendo una compra, lo que aumenta las compras, se recoge en el debe. La cuenta de proveedores es de pasivo y está aumentando, ya que la empresa pasa a deber dinero a los proveedores. Por ese motivo, se recoge un movimiento en el haber de la cuenta, que es por donde aumentan las cuentas de pasivo.

Pago al proveedor: pasados los días que el proveedor concedió de plazo de financiación por la venta de mercaderías, se debe proceder a la liquidación de esta deuda y se hace a través de la cuenta corriente del banco. Ejemplo:

(400) Proveedores a (572) Bancos e instituciones de crédito c/c vista, euros

La cuenta de proveedores registra una disminución ya que ahora se está cancelando esa deuda. Al ser una cuenta de pasivo disminuye por el debe. La cuenta bancaria también va a sufrir una disminución ya que el dinero deja de estar a disposición de la empresa. Al ser una cuenta de activo, disminuye por el haber.

Es importante, en contabilidad, distinguir entre dos conceptos: gasto y pago, como queda reflejado en el principio contable del devengo, según el cual los efectos de las transacciones o hechos económicos se registrarán cuando ocurran, imputándose al ejercicio al que las cuentas anuales se refieren. Los gastos e ingresos se contabilizarán cuando se produzcan, atendiendo a los criterios de registro establecidos por el PGC PYME, independientemente de la fecha de pago o cobro. Es decir, se separa el hecho que genera el ingreso o el gasto de su cobro o pago, cumpliendo así con el principio contable del devengo, recogido en el PGC PYME. Contablemente se recoge el gasto cuando éste se produce, es decir, cuando se compran las mercancías. Si se pagaran al contado sí coinciden gasto y pago. Pero si el proveedor permite pagar más adelante, el gasto y el pago se separan en el tiempo. En este caso, el pago ocurre veinte días después de contabilizar el gasto. Más cuentas relacionadas con las operaciones de gastos:

(410) Acreedores por prestaciones de servicios: deudas contraídas y no pagadas, cuando lo sean con suministradores de servicios que no sean estrictamente proveedores. Ya que si el suministro es almacenable (gas, gasolina, incluso material de oficina, etc) iría a la cuenta de proveedores.

(411) Acreedores, efectos comerciales a pagar: cuando las deudas se formalizan en giro de efectos aceptados.

(472/0) H.P. por IVA soportado interior: recogerá la cuantía del impuesto calculado sobre la base imponible correspondiente con el valor del servicio recibido o compra efectuada.

(4751/0) H. P. Acreedora por retenciones practicadas arrendadores: las que por mandato legal se tienen que realizar al arrendador del local de negocio.

(4751/1) H. P. Acreedora por retenciones practicadas a profesionales: las que por mandato legal tenga que efectuar a alguno de sus proveedores de servicios profesionales.

(4751/3) H. P. Acreedora por retenciones practicadas a empresas en estimación objetiva.

Otras relaciones con terceros sujetos a retención: con proveedores en estimación objetiva, el emisor de la factura deberá comunicar al pagador que determina el rendimiento neto de la actividad con arreglo al método de estimación objetiva. La contabilización de la factura con retención es:

(62X) Servicio de reparaciones, transporte, etc.
(472/0) H.P. IVA soportado interior
                                                                  a (410) Acreedores diversos.
                                                                     (4751/X) H.P. retención practicada

Por el pago al acreedor:

(410) Acreedores varios                             a (572) Banco c/c

Con Profesionales independientes: una persona física ejerce una actividad como profesional independiente cuando así se indique en la tarifa del I.A.E., aunque en general podemos afirmar que son profesionales aquellas personas que poseyendo un título universitario ejercen su actividad con prestación de servicios como abogacía, diseños, traducciones, arquitectos, asesoría, etc., a terceras personas.

Contablemente se considera gasto recogido en la cuenta (623) y que nosotros separaremos en la (623/0) Servicio de profesionales independientes sujetos a retención y (623/1) Servicio de profesionales independientes no sujetos a retención. Fiscalmente, la normativa considera que los honorarios que perciben por los servicios son rentas, por lo que obliga a las personas pagadoras de dicha renta a efectuar la retención a cuenta del I.R.P.F., no incluyéndose en dicho importe el I.V.A, excepto para aquellos contribuyentes que inicien, por primera vez, el ejercicio de su actividad.

Los comisionistas son personas que se dedican a labores de intermediación, con independencia de que se denominen mediadores, agentes comerciales, representantes de comercio o comisionistas. Según la relación que exista con el empresario se contabilizarán de manera distinta, si existe un contrato mercantil entre el empresario y el comisionista, se tratarán como rendimientos de profesionales lo tanto sus ingresos, documentados mediante una factura justificando los servicios prestados por el comisionista. Se procederá a efectuarle la retención correspondiente.

Hay que estudiar el saldo individual de cada proveedor para ver las facturas que componen el saldo, comparar nuestra contabilidad con la de los proveedores (circularizar a los proveedores), al cierre es importante contabilizar en la cuenta 4009 Proveedores, facturas pendientes de recibir (pasivo corriente), también es importante tener presupuestos de compra firmados y autorizados, pedidos, comprobar la mercancía con el albarán de entrada, comprobar las facturas recibidas, contabilizar, hacer el pago con la autorización de una persona responsable.

Recordar la declaración anual de operaciones con terceros (Modelo 347) de empresarios y profesionales cuando sus operaciones económicas con un tercero para el conjunto de todas ellas superen los 3.002 €, y el modelo 349 que es recapitulativo de las operaciones intracomunitarias realizadas durante el año con identificación de todos los operadores. El control del gasto y del pasivo corriente es fundamental en la gestión del negocio, saludos.

Fuentes: Guía del nuevo plan contable para las PYMES.